Una guía para contratar y gestionar a un equipo extendido de desarrollo de software

Desde que fundamos Cultura IT,  ayudamos al área de IT de grandes compañías, CEOs, CIOs, emprendedores y managers a quienes les cuesta contratar equipos de desarrollo de software.

Un ejemplo de un escenario recurrente:

Nos encontramos con empresas que crearon un producto, cuentan con un equipo interno de desarrollo que trabajó en la creación del mismo, y se topan con el desafío de contratar nuevos talentos para sumar a su staff a medida que el producto o la misma empresa escalan.

Por competencia con otras empresas, falta de talento, entre otras cosas, encontrar buenos desarrolladores de software suele tener su dificultad, siendo en casos bastante costoso en tiempo y dinero.

Por eso es que tantas compañías deciden apoyarse en software factories que puedan construir o aumentar sus equipos técnicos.

Es más rápido, menos costoso, más fácil y (eligiendo al proveedor correcto), produce el mismo o mejor resultado que un equipo in house, dependiendo el caso.

Además, una software factory de estas características, con un equipo extendido, cuenta con mayores recursos que un equipo in house, permitiendo resolver más problemas.

En este artículo te contamos todo lo que tenés que tener en cuenta para contratar e integrar a un equipo externo dedicado a tu compañía, y cuándo son los momentos en los que conviene hacerlo.

Cuándo funciona y cuándo no

Los equipos extendidos suelen funcionar bien cuando de nuestro lado como empresa hay una visión clara sobre lo que se quiere lograr, y que además contemos con personas enfocadas en producto y estrategia de negocio.

Por otro lado, cuando este tipo de visión no se encuentra presente, es común que una modalidad de equipo extendido no sea la mejor.

Para estos casos, conviene empezar por las bases con un pequeño proyecto de definición, por ejemplo realizando un proceso de Discovery.

¿Qué es un equipo de desarrollo de software, externo y dedicado?

En resumen, el modelo del equipo externo significa apoyarse en una software factory para construir un equipo según los requerimientos de tu proyecto. Este equipo debería ser una extensión natural de tu equipo in house, trabajar junto a tu empresa por un período extendido de tiempo (años), y encargarse de todo lo que tiene que ver con logísticas, legales, pagos, management y contratación.

Algunos de los roles que conforman un equipo extendido:

  • Líderes técnicos
  • Analistas funcionales/negocio
  • QA
  • UX/UI
  • Front end / Back end
  • Project Managers
  • Scrum masters
  • Etc

Las compañías suelen trabajar con este tipo de equipos porque no solo suele ser menos costoso sino también más rápido que construir uno in house desde cero.

Además, estos equipos pueden aportar una gran cantidad de expertise y experiencia técnica en general.

¿Tendrías que contratar a un equipo dedicado de desarrollo?

Esto depende de las necesidades del negocio.

En primer lugar, una instancia en la que puede convenir es cuando querés escalar y expandir una unidad de negocio rápidamente. Trabajar junto a un equipo extendido te va a permitir desprenderte de los procesos de contratación ya que quedará en manos de la software factory en cuestión.

Por otro lado, contratar a un equipo extendido puede ser útil en momentos en los que se requiere flexibilidad. En industrias de cambios constantes, un equipo de desarrollo flexible puede literalmente definir el éxito o fracaso de un proyecto.

Además, los equipos de desarrollo extendidos no sólo son flexibles por naturaleza, sino que también suelen trabajar con las últimas tecnologías y tendencias, y con expertise en aquellas tecnologías para las que contratar es más complicado.

Desde ya, un punto muy importante, es que vale la pena contratar a un equipo extendido siempre y cuando haya suficiente trabajo para delegarle.

Esto parece obvio, pero es común encontrarse con situaciones en las que se contrata a un equipo extendido a partir de un acuerdo de horas mínimas mensuales por una cantidad de meses, y luego el grueso del proyecto no llega a cubrir esas cantidades.

En esos casos, otro tipo de modalidad de contratación o incluso estrategia de delegación puede ser mejor.

Por último, es importante considerar el precio y la duración del proyecto antes de decidir integrar a un equipo de desarrollo extendido a una empresa.

Por nuestra parte, creemos que aquellos proyectos que tienen una duración estimada de entre 8 y 12 meses como mínimo, son los que vale la pena afrontar a partir de un esquema de equipo extendido.

Para proyectos más chicos o con otro tipo de estructura, es mejor buscar un esquema de contratación distinto que no sólo sea más productivo para la necesidad, sino también optimice mejor los costos.

Como tip final, para tomar la decisión de ir por un equipo extendido, tal empresa interesada tiene que haber entendido que es muy difícil contratar talento por talento, muy caro, o llevará mucho más tiempo tener al talento establecido para llevar adelante el proyecto.

Beneficios de un equipo extendido de desarrollo de software

Costo-beneficio

Como ya mencionamos previamente, contratar a un equipo in house puede ser un proceso no sólo costoso sino también estresante, llevando por lo general más de un año lograr alcanzar la productividad de un equipo extendido.

Conclusión simple: es más barato contratar a un equipo extendido.

Flexibilidad

El equipo extendido te permite escalar un equipo hacia arriba o hacia abajo, según las necesidades del proyecto. En un contexto de un proyecto de software, en el que las cosas suelen ser ágiles y lean, este es un punto clave.

Experiencia y Expertise

También mencionado previamente, un equipo extendido bien establecido contará con una base de experiencia y seniority en un rango de industrias y, por sobre todas las cosas, con acceso a excelentes talentos.

Lo más probable es que ya hayan construido algo de tu industria. Por lo que sabrán a grandes rasgos qué necesitarán para trabajar en un proyecto de este tipo.

Una relación confiable a largo plazo

Uno de los puntos clave es entender si el equipo extendido va a trabajar junto a tu empresa por lo general durante años para alcanzar los roadmaps de los proyectos. El beneficio principal es el compromiso de partnership de mantener a un equipo sólido y productivo y a su vez sin generarte dependencia en cuanto a recursos humanos, contrataciones, comunicación interna y cuestiones administrativas.

Conclusión

Los equipos extendidos de desarrollo son un excelente recurso para comenzar un proyecto cuando se tiene un roadmap robusto y una visión clara.

Son ideales cuando tu empresa cuenta con personas con visión de management, producto y negocio y está buscando expandir el equipo de forma rápida y con poco esfuerzo administrativo.