¿Qué es el Outsourcing y por qué es necesario?

Cuando hablamos de Outsourcing siempre hablamos de tercerizar. Pero en Cultura IT queremos ayudarte a ver por qué puede ser necesario para tu empresa.

El concepto de Outsourcing evolucionó mucho. En un principio implicaba solo un proceso en el que los recursos para un área necesitada son transferidos a un externo.

La única razón para hacerlo era el conocimiento. Que alguien fuera de la empresa pueda brindar una solución que no esté a su alcance.

La visión estratégica

El outsourcing plantea una visión táctica para un CEO, reduce costos y libera recursos.

Pero muchos lo analizaron de una manera más avanzada, encontraron en outsourcing una fuente de flexibilidad, de implementación rápida y obtención de un servicio de alta calidad asegurado por expertos.

Investigando aún más, el outsourcing tiene objetivos a largo plazo. Libera tiempo a la dirección para concentrarlo en competencias.

Los objetivos del Outsourcing

En Cultura IT encontramos tres objetivos como los más relevantes y cotidianos.

El primero y principal suele ser reducir costos. En este caso, se busca un servicio de soporte, casi siempre basado en tecnología.

En segundo lugar, se plantearía, con el objetivo de mejorar el servicio, una realización de tareas en base a estándares del negocio.

El máximo objetivo es transformar el negocio, cuando el proveedor se responsabiliza de un proceso largo que requiere mucha evaluación del mismo.

¿Cuándo es necesario el Outsourcing?

En Cultura IT también creemos que hay un macro objetivo dentro de todos los procesos de tercerización que engloba a todos los anteriores. El de agregar valor a la empresa y encontrar soluciones.

Pequeñas empresas: suelen contratar servicios de outsourcing para establecerse en la periferia de las operaciones de la compañía.

Grandes empresas: concentran el outsourcing en una tarea específica para desligarse y continuar con el día a día habitual.

¿Cuál es el principal servicio existente de Outsourcing para cualquier empresa?

El desarrollo, mantenimiento y actualización de aplicaciones. El software es una parte sustancial de los servicios hoy en día. Permite a la compañía concentrarse en lo que sabe hacer y apoyarse en una empresa que sea experta en la materia.

Un ejemplo de un equipo mixto puede ser una excelente opción donde el análisis funcional y del negocio esté en manos de la compañía y el proceso de estimación, desarrollo y QA en manos de un tercero.

El Outsourcing puede ser la clave para encontrar en un proceso la forma de soportar los cambios tecnológicos constantes.

En Cultura IT queremos ayudarte para que tengas la flexibilidad necesaria durante el proceso que va a hacer evolucionar a tu empresa.