Deporte y software: un IronMan Finisher y desarrollador GeneXus

Rescatado de una charla entre Miguel Salvatierra, Líder de Proyecto en Cultura IT y IronMan Finisher, y Juan Martin Germano, Diseñador UX en Cultura IT.

Mucho se habla de la importancia de la salud física y mental en el rubro del software y la tecnología.

Y esto no es casualidad. Formamos parte de proyectos con alta intensidad y demanda por parte de clientes y usuarios, y lo hacemos desde un lugar sedentario: la silla de nuestros escritorios.

Trabajar 7, 8, 9 o más horas por día desde una silla en donde usamos mucho nuestras mentes y manos, tiene la gran desventaja que es mover poco nuestros cuerpos.

Y sumado a eso, es muy fácil perder la noción del tiempo que alguien lleva en una silla sin moverse.

Por eso hoy vamos un paso más allá de este contexto, y nos adentramos en el mundo de un desarrollador de software que no sólo considera al deporte frecuente como vital para las personas, sino también practica y entrena deportes de resistencia y alto rendimiento desde el año 2014.

Del gusto por el deporte al "click"

Mike tiene 48 años, y desde hace 25 años trabaja desarrollando software en GeneXus.

Comenzó a trabajar en desarrollo en una empresa que hacía distribución de indumentaria.

Al ver la necesidad de la compañía de imprimir tarjetas de fidelización, Mike se adentró en el mundo del software desarrollando una app que resolvía esta tarea.

Desde ese momento no paró de desarrollar y especializarse en GeneXus, siendo hoy en día instructor certificado en GeneXus y GX Flow.

¿Dónde entra el deporte en juego?

Mike siempre vivió arriba de una bicicleta. Es una de sus pasiones, y siempre fue un hobby presente en su vida.

Pero nunca lo tomó como algo más que un hobby.

En el año 2014, formando parte de Cultura desde hacía 4 años, se encontraba en una situación de alto estrés laboral y personal, necesitando generar un cambio en su día a día.

De casualidad un amigo corredor le propuso empezar a correr, y Mike lo vio como una oportunidad para resolver este problema.

Entusiasmado con esta iniciativa, hacemos un fast forward hacia el 2015, en donde Mike estaba corriendo su primera maratón de 42km, luego de varios arduos meses de entrenamiento.

Cuando ejecutamos como semi seniors pero damos para seniors

Quienes no practiquen deporte de forma activa probablemente leerán esto y pensarán que correr 42km, y en un ámbito de competencia, es un logro increíble.

Lo es, pero Mike rápidamente se dio cuenta de que podía apuntar a más que eso.

El entrenador con el que trabajaba para las maratones de running había participado de distintas ediciones de IronMan, un triatlón full distance.

El IronMan consiste de 3.8km nadando en aguas abiertas, 180km de bicicleta al salir del agua, y 42km corriendo al terminar el circuito en bici.

Este entrenador se encontraba en la búsqueda de un grupo de entrenamiento para su próximo IronMan y Mike, con ganas de más, le propuso gestar ese grupo.

Con esta iniciativa comenzaron el proceso de entrenamiento haciendo distintos triatlones olímpicos por Argentina a modo de preparación, hasta llegar al IronMan en 2019.

Mike finalizó el IronMan en 12 horas y 19 minutos.

Carrera Diferente, una carrera que Mike organiza para personas con discapacidad.

¿Cómo impacta esto en el trabajo y en la vida cotidiana?

Según Mike, el alto rendimiento y resistencia no se dan únicamente en contextos de triatlones.

Sino también en casa, en la oficina, en la familia, y en las amistades.

Si no hubiese pasado por la experiencia de ser un deportista de resistencia, no podría ejecutar bien todas sus otras tareas: ser padre, trabajar en Cultura, tener una familia, y la lista sigue y sigue.

Gracias a los deportes de resistencia, se puede validar que con un proceso planificado, pautado, inteligente y con una ejecución por fases, cualquier cosa es posible.

Y esto nos habla también del seniority. Nadie puede correr 42km de un día para el otro, de la misma forma que ningún junior puede resolver igual que un senior sin antes pasar por un proceso. 

Con este contexto, el mensaje es claro: hay que saber caminar antes de correr, y siguiendo un proceso y una metodología, lograrlo es posible.

GeneXus también se relaciona con esto: desde sus cimientos, nos da un paradigma progresivo de trabajo que busca llegar a un resultado final a través de un proceso, involucrando a todos los actores que requiere.

"Vamos a comernos al elefante en pedacitos, no puede ser de un solo bocado".

Una frase que Mike suele compartir con sus equipos de desarrollo

Cuando el deporte nos ayuda a lidiar con situaciones complejas del trabajo

En todo rubro las hay. Y frente a estas negociaciones constantes, se da una situación idéntica a cuando un deportista está en la linea de partida: se pregunta “¿qué hago acá?”.

Y la respuesta que aporta Mike es simple, aunque no fácil: estoy acá porque lo elegí.

Y esa elección se da con un contexto: un equipo que da soporte a que las cosas funcionen.

El deporte, en este caso, aporta disciplina como una sucesión de pasos hasta lograr un objetivo final. Y naturalmente logramos aportar ese instinto absorbido desde el deporte, en el día a día laboral.

Además, es importante entender el rol de algo como el deporte (vida personal) en el trabajo (vida profesional). Y la sugerencia que da Mike es clara: no es más importante una cosa que la otra, y no podemos dejar una de las dos de lado, sino ejecutar ambas por igual, y que se complementen.

El desafío, en todo caso, está en cómo articular estos dos puntos para que no sólo se complementen, sino también funcionen a la par.

El deporte, como todo, es un proceso. Pero además de serlo, es posiblemente uno de los más necesarios para las personas.

Y no solamente nos “reduce el colesterol” (entre muchas otras cosas que aporta): las endorfinas y energía que genera nos dan actitud para afrontar otro tipo de problemas.